Los reos de una cárcel de máxima seguridad de Guatemala que iniciaron hoy un motín amenazaron con asesinar a los ocho guardias de seguridad que mantienen como rehenes, si no son atendidas sus demandas.

Los reos, en su mayoría delincuentes de alta peligrosidad integrantes de las temidas pandillas juveniles, gritaron desde el interior del penal a los medios locales que si no obtienen mejoras en la alimentación que reciben y un nuevo programa de visitas que les permitan gozar de mayor tiempo con sus familiares, asesinarán a los guardias que mantienen como rehenes.

El ministro del Interior, Mauricio López Bonilla, acompañado de funcionarios de la Procuraduría de los Derechos Humanos, ingresaron a la cárcel Fraijanes, ubicada en la periferia este de la capital guatemalteca, para negociar con los reos y lograr la liberación de los rehenes.

Rudy Esquivel, portavoz de la Dirección General del Sistema Penitenciario, dijo a los periodistas que el motín inició en las primeras horas de este lunes y que por el momento los ocho guardias que permanecen retenidos por los reos "se encuentra bien".

Un contingente de fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional Civil y soldados han sido enviados al lugar y rodean la prisión para evitar fugas e intervenir en caso de ser necesario.

De otra parte, desconocidos atacaron a tiros hoy una unidad de la Dirección General del Sistema Penitenciario de Guatemala e hirieron de gravedad al conductor.

Un portavoz de los Bomberos Municipales dijo a los periodistas que el agente de Presidios, Santos Gudiel, de 31 años de edad, quien conducía el vehículo de esa institución al momento del ataque, fue trasladado a la emergencia de un hospital público con heridas de gravedad.

El ataque armado, perpetrado por desconocidos que se movilizaban en motocicletas, se registró en una transitada calle que une las zonas del norte y centro de la capital guatemalteca.

Aunque extraoficialmente fuentes del Ministerio del Interior lo vinculan con el motín que se registra en la prisión de máxima seguridad de Fraijanes II, las autoridades aún no han hecho declaraciones al respecto.