Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) pidieron hoy a israelíes y palestinos el fin inmediato de todos los ataques y lamentaron profundamente la pérdida de vidas civiles en ambos bandos.

"Todos los ataques deben terminar inmediatamente, pues causan un sufrimiento injustificable a civiles inocentes", señalaron los Veintisiete en una declaración escrita.

Los titulares de Exteriores condenaron el lanzamiento de cohetes desde Gaza y aseguraron que "no puede haber justificación para apuntar deliberadamente a civiles inocentes", por lo que reclamaron al movimiento radical islamista "Hamás y otros grupos armados en Gaza" su cese "inmediato".

Además, aseguraron que Israel tiene derecho a proteger a su población, pero actuando "de forma proporcionada y asegurando siempre la protección de los civiles".

"Un cese inmediato de las hostilidades va en beneficio de todos, especialmente en un momento de inestabilidad en la región", señala el texto.

En él, los Veintisiete recalcan que la "actual situación subraya una vez más la necesidad urgente de avanzar hacia una solución de dos estados que permita a las dos partes vivir al lado del otro en paz y seguridad".

"La Unión Europea continuará trabajando con todos los que tienen influencia en la región para lograr esto", señalaron los ministros.

En este sentido, reconocieron los esfuerzos de Egipto y otros actores para mediar en la actual crisis y dieron la bienvenida a la misión del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a la región.

Los titulares de Exteriores discutieron la situación en Gaza hoy, en una reunión en Bruselas, en la que todos expresaron una "profunda preocupación", según indicó a los periodistas el ministro de Exteriores británico, William Hague, que abandonó el encuentro antes de su final.

Hague dijo ver elementos "positivos" de cara a la solución de los choques armados, entre los que mencionó que Israel haya evitado una invasión terrestre y el descenso del número de cohetes disparados desde Gaza.