Los bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito que operan en España registraron en septiembre una morosidad récord del 10,71 %.

Según los datos provisionales publicados hoy por el Banco de España, al cierre del mes de septiembre la cartera crediticia era de 1,7 billones de euros, el 0,17 % más que el mes anterior, con un volumen de 182.226 millones de euros en créditos dudosos.

El repunte de septiembre implica que la morosidad lleva dieciocho meses seguidos al alza, desde abril de 2011.

En los últimos doce meses, los créditos dudosos, aquellos que acumulan tres meses seguidos de impago, han pasado de 128.080 a 182.226 millones de euros, lo que representa una subida del 42 %.

En septiembre de 2011 la tasa de morosidad apenas superaba el 7 % (7,16 %).

La mora de los establecimientos financieros de crédito (EFC) -entidades que se centran en conceder financiación para comprar automóviles, muebles, televisores y otros bienes de consumo- ha subido en septiembre al 9,71 %, la más alta para este tipo de entidades desde marzo de 2011.

Los créditos dudosos de estas entidades alcanzaron en septiembre los 3.793 millones de euros.

El resto de entidades -el Banco de España no desglosa los datos de bancos, cajas y cooperativas- registró un volumen de dudosos de 177.427 millones de euros respecto a una cartera de 1,63 billones, lo que arroja una tasa de mora del 10,86 %, frente al 7,17 % que había en septiembre de 2011.

La crisis económica que sufre España desde 2008 ha provocado una fuerte destrucción de puestos de trabajo y ha situado el desempleo en el 25 % de la población activa. EFE