El Grupo General Motors (GM) fue el principal productor mundial de automóviles en 2011 con 9.146.340 unidades, por delante del consorcio alemán Volkswagen, que sumó 8.157.058 vehículos, según informó hoy la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).

El fabricante estadounidense logró de esta manera una cuota productiva el año pasado del 11,7 % sobre la producción mundial de coches, que se elevó a 78.799.483 unidades.

GM desglosa su producción mundial en 6.867.465 turismos, 2.272.585 vehículos comerciales y 6.290 vehículos industriales pesados.

La tercera posición fue para la japonesa Toyota, con 8.050.181 vehículos, para situarse a continuación la surcoreana Hyundai, que sumó 6.616.858, y la también estadounidense Ford, que alcanzó los 4.873.450.

Dentro de las diez marcas con los mayores registros de producción, Japón contabiliza cuatro (Toyota, Nissan, Honda y Suzuki); Europa aporta tres (Volkswagen, PSA Peugeot Citroen y Renault); Estados Unidos, dos (GM y Ford), y Corea del Sur, una (Hyundai).

Los fabricantes chinos toman posiciones en este ránking, siendo su marca más productiva Dong Feng (1.095.065 unidades), por delante de Geely (902.824) y Beijing Automotive (689.635).