El gigante de los microprocesadores Intel anunció hoy que su consejero delegado, Paul Otellini, se jubilará en mayo de 2013, por lo que está buscando ya un sustituto.

La decisión de Otellini, quien lleva ocho años al timón y casi cuarenta en la compañía, inicia un proceso de "transición ordenada" durante los próximos seis meses, señaló Intel en un comunicado.

Otellini explicó que, tras tanto tiempo en la empresa, "ha llegado la hora de traspasar el timón de Intel a una nueva generación" de líderes.

El consejo de administración de la empresa se encargará de buscar al sucesor de Otellini y estudiará a candidatos internos y externos, añadió la nota.

Tras el anuncio, las acciones de Intel bajaron casi un 2 % inmediatamente después de abrir los mercados en Nueva York, pero recuperaron rápidamente casi todas las pérdidas y 40 minutos después de la apertura bajaban solo un 0,2 %.