El Bundesbank (banco central) observa que la economía alemana se ralentiza y descarta que se vaya a producir una rápida recuperación de la coyuntura en Alemania.

El Bundesbank informó en su boletín de noviembre, publicado hoy, de que "la confianza en que la coyuntura se pueda reanimar a corto plazo se desvía cada vez más en más áreas de la economía".

Hasta ahora el sector industrial exportador es el que más ha sufrido la ralentización económica global y la crisis en algunos países de la zona del euro.

"Entre tanto es evidente que la economía podría ser arrastrada extensamente", según el Bundesbank.

El producto interior bruto (PIB) de Alemania sólo creció un 0,2 % en el tercer trimestre de 2012 frente a los tres meses anteriores.