La Caixa Económica Federal, segundo mayor banco estatal brasileño, obtuvo en los primeros nueve meses del año un beneficio neto récord de 4.197 millones de reales (unos 2.098,5 millones de dólares), valor en un 17,7 % superior al del mismo período de 2011, informó hoy la estatal.

El banco, la principal herramienta del Gobierno brasileño para la financiación de vivienda y la captación de ahorros, atribuyó el lucro histórico de los tres primeros trimestres del año a su decisión de reducir las tasas de intereses para incentivar los créditos.

La disminución de los tipos le permitió a la entidad elevar su cartera de crédito en septiembre hasta 324.500 millones de reales (unos 162.250 millones de dólares), con un crecimiento del 43 % frente al mismo mes del año pasado.

De la misma forma, la participación de la Caixa Económica Federal en el mercado brasileño de crédito subió desde el 11,8 % en septiembre de 2011 hasta el 14,5 % en el mismo mes de este año.

Los créditos destinados a vivienda crecieron un 34,9 % en doce meses y sumaban 190.600 millones de reales (unos 95.300 millones de dólares) en septiembre.

Pese al aumento de los préstamos, la tasa de impago del banco, que se refiere a los créditos sin pagar vencidos hace más de tres meses, permaneció inalterada en el 2,06 %. Dicha tasa es muy inferior a la tasa promedio de impago del sistema financiero brasileño, que en septiembre fue del 3,77 %.

La reducción de sus tasas de interés sobre préstamos concedidos también le permitió a la Caixa captar en promedio 7.600 nuevos clientes por mes este año.

"Los números obtenidos en los nueve meses, incluyendo la ampliación de la participación en el mercado de crédito, la baja tasa de impago y el fuerte aumento del número de clientes, reflejan el resultado de nuestra estrategia de ofrecer las mejores tasas y tarifas del mercado", aseguró el presidente de la Caixa, Jorge Hereda, citado en un comunicado divulgado por el banco.

El buen desempeño en el acumulado del año, sin embargo, fue nublado por el resultado del tercer trimestre.

La Caixa obtuvo entre julio y septiembre un beneficio neto de 1.350 millones de reales (unos 675 millones de dólares), un 4,6 % superior al del mismo período del año pasado pero un 19,7 % inferior al del segundo trimestre de este año.

El banco informó igualmente que su patrimonio líquido en septiembre era de 22.500 millones de reales (unos 11.250 millones de dólares) y que sus activos lo confirman como quinto mayor banco del país, tras el estatal Banco do Brasil y los privados Itaú, Bradesco y Santander Brasil.