Las principales organizaciones indígenas y campesinas de Guatemala se manifestarán en la capital mañana, martes, para exigir al Parlamento la aprobación de una ley de desarrollo rural, así como la nacionalización de la energía eléctrica, entre otras demandas sociales.

La marcha, que también reivindicará la desmilitarización del país y justicia por la matanza de ocho campesinos a manos de soldados el pasado 4 de octubre, es organizada por el Comité de Desarrollo Campesino (CODECA) y la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC).

La principal reivindicación de los campesinos es la aprobación de una ley de desarrollo rural que desde hace más de diez años conoce el Parlamento, la cual consideran necesaria para combatir el hambre y desnutrición que padecen millones de campesinos en el país.

Poncio Tayú, líder de CNOC, dijo a los periodistas que se espera la participación de al menos 10.000 personas, las cuales convergerán en el centro histórico de la capital, tras recorrer cuatro diferentes trayectos de la ciudad.

"El objetivo es repudiar categóricamente las acciones y campañas de criminalización y persecución de las luchas de los movimientos indígenas y campesinos, que este Gobierno esta haciendo", preciso Tayú.

Los líderes de las organizaciones campesinas prevén entregar un pliego de peticiones a las autoridades y esperan ser recibidos por el presidente Otto Pérez Molina.