La crisis de juego por la que atraviesan los Eagles de Filadelfia ha hecho que su entrenador en jefe Andy Reid se encuentre en la cuerda floja, aunque hoy adelantó que no piensa renunciar al cargo.

El argumento dado por Reid a los periodistas sobre su postura de no renuncia es que ahora es cuando más debe mostrar toda la responsabilidad que le corresponde, de lo contrario sería "evadirla" y les ha pedido a los jugadores que luchen más que nunca.

Las declaraciones de Reid llegan un día después que los Eagles perdieron el sexto partido consecutivo al caer derrotados por paliza de 31-6 ante los Redskins de Washington y dejaron su marca en 3-7, últimos de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC).

Según el periódico "Philadelphia Daily News", citando una fuente del equipo, los Eagles tampoco tienen previsto despedir esta semana a Reid y los dirigirá cuando se enfrenten el próximo lunes a los Panthers de Carolina, otra franquicia perdedora.

Reid considera que es el momento de luchar más y demostrar carácter, todo lo contrario de evadir responsabilidades, y el primero que debe mostrar esa actitud y filosofía es él mismo.

"No puedo decirle a los jugadores una cosa y luego yo hacer lo contrario. Por lo tanto, debo luchar más que nunca y demostrar toda la responsabilidad que tengo con mi cargo", subrayó Reid.

Sin embargo, la racha perdedora que sufren los Eagles es la más larga en una sola temporada, desde que perdieron siete partidos en fila al término de la de 1994.

Reid señaló que el dueño de los Eagles, Jeffrey Lurie, que dijo antes de la temporada que otra de 8-8 sería inaceptable, se mostró decepcionado con los resultados de los Eagles este año.

"Nadie quiere ganar más que Jeffrey. Está decepcionado y con razón. Siente lo mismo que nosotros, que estamos decepcionando a la gente en esta ciudad. Eso es lo que puedo decirles", declaró Reid, según "Philadelphia Magazine".

Reid se encuentra en su decimocuarta temporada con los Eagles, durante las cuales ha tenido cinco viajes al Juego por el Campeonato de la NFC y una aparición en el Super Bowl.

El veterano entrenador en jefe tiene en su haber 139 triunfos, la mejor marca en la historia de los Eagles. Sin embargo, en las últimas apariciones el desempeño del equipo no ha sido el mejor y ha ganado solo once partidos y perdido quince.

Reid reconoció que esta temporada el equipo no está jugando bien y que el único que tenía la responsabilidad de lo que sucedía era él.

"Mi liderazgo en este momento no es lo suficientemente bueno, pero por eso debo ser el primero que haga que cambie la situación en torno al equipo", subrayó Reid.