David Ferrer mantuvo vivas las esperanzas de España de un cuarto título de Copa Davis en cinco años al vencer al checo Tomas Berdych en el primer partido de sencillos de intercambio de rival el domingo y empatar la final 2-2.

Ferrer, quinto del ranking mundial, ganó 6-2, 6-3, 7-5 para mejorar su foja a 6-3 para partidos ante Berdych. Eso significa que la serie a ganar tres de cinco partidos se decidirá en el duelo final entre Radek Stepanek y Nicolás Almagro.

Ferrer, que cierra la mejor temporada de su carrera tras haber encabezado al tour con siete títulos, convirtió su primer match point cuando el golpe de derecha de Berdych golpeó en la red, generando la ovación de la escandalosa sección de aficionados españoles en la Arena O2.

Fue la 76ta victoria de este año para Ferrer, quien se mantiene invicto en Copa Davis desde 2010.

Los checos buscan completar un inusual doblete dos semanas después de que la selección femenina obtuvo el título de la Copa Fed en la misma arena. Ningún país ha ganado ambas competencias en un mismo año desde que Estados Unidos lo logró en 1990.

España, que no cuenta con el lesionado Rafael Nadal, busca su sexto título. La única victoria de los checos sucedió en 1980 cuando representaban a la entonces Checoslovaquia.