Centenares de presos kurdos en huelga de hambre en las cárceles de Turquía han puesto hoy fin a su protesta, con la que pretendían lograr algunos derechos lingüísticos, informó a Efe un diputado del partido prokurdo Paz y Democracia (BDP).

Sirri Süreyya Önder, que se había sumado a la protesta, explicó a Efe que los presos en la cárcel de Diyarbakir, la 'capital' oficiosa kurda en el sureste turco, decidieron terminar a las 8.00 horas GMT la huelga, que hoy cumplía 68 días.

La decisión se ha tomado después de que el fundador del proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), Abdullah Öcalan, encarcelado desde 1999, pidiera ayer el fin de la huelga, a la que se han sumado más de 800 presos.

Los presos reivindicaban con su acción el derecho a defenderse en kurdo en los juicios, la enseñanza de este idioma en la escuela primaria y el fin del régimen de aislamiento de Öcalan.

El hermano del dirigente, Mehmet Öcalan, recibió ayer permiso de visitar al preso, que se halla en régimen de aislamiento en la isla de Imrali, y al terminar el encuentro transmitió un llamamiento por el fin de la acción de protesta.

"Tuve una entrevista cara a cara con mi hermano en Imrali. Me dijo que transmitiera sin tardanza que él no considera la huelga de hambre un método adecuado y que, de hacerse, la deben llevar a cabo quienes están en libertad, no los presos", declaró Mehmet Öcalan.

"La huelga de hambre es una herramienta muy expresiva, pero ya ha alcanzado su objetivo y, sin duda, debe terminar inmediatamente", continuó, citando las palabras de su hermano.

Önder consideró el llamamiento "un desarrollo muy positivo" y señaló que ya anoche visitó a los presos en huelga en la cárcel de Diyarbakir, pero sólo tras una segunda visita, que concluyó hoy a las 8.00 horas GMT, se alcanzó un consenso de poner fin a la acción reivindicativa.

El fin de la huelga también ha sido anunciado por Zübeyde Teke, presidenta de la Federación de Asociaciones de Familiares de Presos (TUHADFED), según recoge el diario "Hürriyet" en su edición digital, añadiendo que 520 presos en la cárcel de Izmir pusieron ya anoche fin a su protesta.