El desempeño de la economía dominicana se ha debilitado en los últimos 24 meses, después de haber alcanzado un 7,8 % en 2010, según concluyó la misión del Fondo Monetario Internaciol (FMI) que analizó las ultimas dos semanas la economía del país con miras a un acuerdo de contingencia.

De acuerdo con un comunicado del FMI publicado hoy en la página electrónica del Banco Central (BC) dominicano, el crecimiento económico nacional se desaceleró a 4,5 % en 2011 y se espera que permanezca por debajo del 4 % al final de este año.

Según el organismo, durante este año la actividad económica dominicana "ha sido apoyada por políticas fiscales expansivas, lo cual ha impactado la posición externa, mientras que la actividad del sector privado ha disminuido".

La implementación de políticas se ha deteriorado, el déficit fiscal aumentó significativamente en 2012, la recaudación fue baja (excluyendo factores excepcionales), mientras que el gasto público primario aumentó casi 40 %, subrayó la misión del FMI, que estuvo encabezada por Przemek Gajdeczka

Como resultado de todo ello, agregó, el déficit público consolidado para finales de este año se proyecta en 8,5 % del PIB, casi el doble del nivel de 2011.

Además, una gran proporción del gasto público se ejecutó por encima de las apropiaciones presupuestarias correspondientes, reduciendo así la transparencia de las operaciones presupuestarias, mientras que la deuda pública total proyectada llegará al 44 % del PIB, en comparación con el 35 % de 2007 y 2008.

Asimismo, explicó que el déficit de la cuenta corriente externa proyectado alcanzará alrededor del 7 % del PIB este año, algo menor que en 2011, debido en parte al inicio de las exportaciones de oro.

En cuanto al sector financiero, el FMI señaló que "los bancos parecen bien capitalizados y los indicadores prudenciales del conjunto del sistema bancario no revelan riesgos significativos".

Sin embargo, señaló, los préstamos en moneda extranjera aumentaron este año, el crédito al sector privado se desaceleró y la exposición de los bancos al sector público aumentó sustancialmente.

En opinión de la misión, las políticas macroeconómicas deberían orientarse a reducir la vulnerabilidad fiscal y externa.

La reforma fiscal recientemente aprobada y que ha levantado una ola de protestas, es, según el FMI, un paso en esta dirección.

Por otra parte, la misión expresó su apoyo el plan de las autoridades para mejorar el clima de negocios, promover la competitividad y crear mejores condiciones para un crecimiento económico intensivo en creación de empleos, así como los planes del Gobierno para combatir la pobreza y la desigualdad social.

Estos programas, dijo, deben realizarse de acuerdo a los recursos presupuestarios disponibles y ser coherentes con los esfuerzos para restaurar la sostenibilidad fiscal.

La misión exhortó a las autoridades a mejorar la transparencia de las operaciones del sector público, y en particular comunicar sus planes de políticas presupuestarias y publicar regularmente informes sobre su ejecución.

También anunció que recomendará que el país entre al programa postmonitoreo ya que el acuerdo de contingencia que el país y el organismo firmaron en 2009 expiró en marzo de este año.

Asimismo, informó que otra misión del FMI visitará a la República Dominicana en la primera parte de 2013.

Las conversaciones entre el Gobierno y el FMI iniciaron a solicitud del presidente Danilo Medina tras asumir el Ejecutivo el 16 de agosto pasado.

Medina está interesado en obtener el apoyo técnico y financiero para enfrentar el déficit fiscal que afecta el país, calculado en 148.564 millones de pesos (unos 3.809 millones de dólares), agregó la nota.

Esta situación económica llevó a Medina a someter ante el Congreso Nacional el proyecto de reforma fiscal, convertido en ley la semana pasada, y con el que el Gobierno pretende recaudar 1.179 millones de dólares.

Esta iniciativa ha provocado protestas, en unas de las cuales, en la universidad estatal, falleció recientemente un estudiante a manos de la Policía.