El Palmeiras, uno de los equipos con más hinchada en el país, descendió a la segunda división por segunda vez en diez años al empatar hoy 1-1 con el Flamengo.

La suerte del equipo del Parque Antárctica quedó sellada poco después de que Portuguesa y Gremio firmaron tablas en su partido de la trigésima sexta jornada del Campeonato Brasileño.

El equipo del goleador argentino Hernán Barcos necesitaba tras su empate con Flamengo que el Gremio derrotara a Portuguesa.