El médico, empresario y profesor Ahn Cheol-soo, candidato progresista a la presidencia de Corea del Sur, afirmó hoy que garantizar "la paz en la península coreana" será su principal prioridad si gana las elecciones del próximo 19 de diciembre.

"Es necesario que Corea del Sur y Corea del Norte hablen cara a cara", indicó Ahn en una rueda de prensa en Seúl, aunque se mostró inseguro sobre la posibilidad de un cara a cara con el líder norcoreano Kim Jong-un, algo que no consideró determinante para la mejora de las relaciones.

El carismático Ahn, de 50 años, deseó que su eventual victoria en las elecciones sea "el comienzo del camino de la unificación", ansiado sueño de las dos coreas separadas por la Guerra Fría en 1948, aunque instó a Corea del Norte a renunciar a su programa de armas nucleares, que definió como "una amenaza para la paz".

Como esfuerzos concretos para mejorar las hoy tensas relaciones con el régimen de Kim Jong-un, Ahn propuso suavizar las políticas diplomáticas hacia el Norte, colaborar con el sector civil nacional en la asistencia alimentaria al empobrecido país vecino y crear nuevas iniciativas de cooperación económica y social.

Actualmente las relaciones entre Norte y Sur, técnicamente enfrentadas desde la Guerra de Corea (1950-53), pasan por una etapa de tensión, causada en parte por las políticas de línea dura del actual presidente, el conservador Lee Myung-bak.

En cuanto a la política interior, el candidato progresista prometió hoy introducir reformas para reducir la elevada brecha social y económica que sufre Corea del Sur a pesar de su rápido avance económico y democrático de las últimas décadas.

Ahn, conocido en algunos medios como el "Bill Gates de Corea" por haber desarrollado el antivirus más popular del país, carece de partido político y actualmente negocia con la principal fuerza de la oposición, el Partido Democrático Unificado, una candidatura única de izquierdas.

El político que resulte de esta criba deberá enfrentarse a la aspirante del partido gobernante Saenuri, Park Geun-hye, hija de Park Chung-hee, fallecido dictador que en los 60 y 70 motivó un espectacular crecimiento económico en Corea del Sur mediante políticas altamente represivas.