Dos niños murieron y 25 personas resultaron heridas, incluidos seis periodistas (uno de ellos de gravedad), en los ataques israelíes llevados a cabo desde el mar y el aire contra la franja de Gaza la pasada madrugada, que elevaron a 48 la cifra de palestinos muertos.

Ashraf Al Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad de Hamás en Gaza, señaló a los periodistas que un niño de tres años llamado Tamer Abu Isefan y su hermana Yumana Isefan, de un año, fueron muertos en un ataque israelí en el norte de Gaza, en el que también fueron heridos 17 personas.

El portavoz señaló que helicópteros y barcos de guerra israelíes bombardearon también la oficina del canal satélite Al Quds, en el octavo piso de un edificio del centro de Gaza que acoge las sedes de varios periodistas y cadenas de televisión.

Seis periodistas y trabajadores de los medios resultaron heridos en el ataque y fueron llevados al hospital de Shifa, el mayor de Gaza capital.

La agencia palestina de noticias Maan indicó que uno de ellos, un fotoperiodista, sufrió graves heridas en la pierna, que le tuvo que ser amputada.

Según datos de Al Qedra, el número de muertos desde que el miércoles Israel inició la operación "Pilar Defensivo" se eleva a 48 y el de heridos a 500 y que el 70 % de las víctimas son civiles.

La agencia Maan cifró en 49 los muertos.

Abu Obedia, portavoz del brazo armado de Hamás, las Brigadas de Ezedín Al Kasam, advirtió a Israel en una entrevista televisada anoche por el canal de televisión Al Aqsa de no llevar una operación terrestre a gran escala dentro de la franja.

"Una decisión de ese tipo sería la decisión más estúpida nunca hecha por la ocupación israelí. Cualquier incursión por tierra significará que el Ejército israelí caerá en las manos de los muyahidín", dijo Obedia.

El portavoz de la milicia declaró que "Hamás no ha sido debilitada en los últimos cuatro ataques aéreos israelíes en la franja de Gaza. Todavía nos quedan muchas sorpresas y Hamás mantiene la fuerza para agotar al enemigo".

El Ejército israelí confirmó hoy haber llevado a cabo bombardeos nocturnos por mar y aire "contra docenas de lanzadores de cohetes subterráneos" en un comunicado.

Esta mañana, el Ejército ataco "el complejo de Saraya, una base de entrenamiento principal y centro de comando" de Hamás, en el norte del enclave palestino.

La nota, afirma haber atacado "una antena de comunicación utilizada por Hamás para llevar a cabo actividad terrorista contra el Estado de Israel".