Una construcción del mesolítico, considerada una de las viviendas más antiguas de Escocia, ha sido descubierta durante las excavaciones preliminares de unas obras públicas, según informó hoy Historic Scotland, la agencia de protección del patrimonio escocés.

Lo que se conserva de esa vivienda es un hoyo de siete metros de largo en cuyo perímetro se observan agujeros que habrían sostenido postes para aguantar el techo, así como restos de hogares y de herramientas y flechas de sílex, explicó el organismo.

Los arqueólogos descubrieron la vivienda, que han datado de hace 10.252 años, cuando llevaban a cabo excavaciones preparatorias para la construcción de un nuevo puente cerca de Echline, a las afueras de Edimburgo.

El arqueólogo Rod McCullagh, de Historic Scotland, señaló que este hallazgo contribuye de forma importante al estudio de los primeros pobladores de Escocia tras la última glaciación.

"Los datos de los análisis de radiocarbono indican que se trataría de la vivienda más antigua de este tipo hallada en Escocia, lo que hace más significativo el descubrimiento", apuntó el experto.

También se descubrieron en el mismo lugar grandes cantidades de cáscaras de avellana tostadas, lo que sugiere que eran parte importante de la dieta de los ocupantes de la vivienda.

Los arqueólogos creen que la construcción era seguramente ocupada solo en la temporada de invierno, y no todo el año, algo común entre esos pobladores nómadas.