Los representantes de una treintena de urbes latinoamericanas y del Caribe se reunirán a partir de mañana en Bogotá en la Cumbre de las Ciudades y Cambio Climático, que aspira a convertirse en un laboratorio de políticas y estrategias comunes contra el calentamiento global.

En este encuentro, que se celebrará entre los días 19 y 22 de noviembre, participarán entre otros los Gobiernos locales de las capitales de Buenos Aires, Lima, Quito, Río de Janeiro, Asunción, Caracas, Montevideo y Ciudad De México, que será la invitada de honor.

El alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, quien abandonará su cargo en diciembre, es uno de los asistentes y según adelantó en una entrevista publicada hoy por el diario colombiano El Tiempo, compartirá sus experiencias con sistemas de movilidad eléctricos y la red de bicicletas.

Estas, entre otras medidas, le han permitido reducir durante su gestión "unos 7 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente, superando la meta planteada en un 10,2 por ciento", dijo.

Además de mandatarios locales, la cumbre contará con la presencia de expertos europeos y africanos, así como conferenciantes de al menos 12 países del mundo que liderarán la discusión sobre el impacto del cambio climático en las ciudades de América Latina y el Caribe.

Entre ellos, se encuentra la secretaria de Medio Ambiente de México, Marta Delgado; el vicealcalde de Río de Janeiro, Carlos Alberto Muñiz, y el subsecretario de Ambiente de la ciudad argentina de Rosario, Ricardo Bertollino.

El objetivo es crear un espacio para que los políticos y técnicos de la región discutan sobre medidas para combatir esos efectos y además ratificar el Pacto Climático Latinoamericano que suscribieron en 2009 en Ciudad de México.

Y es que otra de las metas de este encuentro es constituir la "Red de Ciudades Sudamericanas" como un foro de diálogo que potencie la integración de las autoridades locales de la región en la línea de trabajo de la llamada cooperación Sur-Sur, para definir así agendas y metas comunes que conduzcan además al desarrollo.

Esta iniciativa nació el pasado 7 de mayo en la capital colombiana a raíz de una reunión entre los alcaldes de Bogotá, Gustavo Petro; Lima, Susana Villarán; y de Quito, Augusto Barrera, además de la entonces secretaria general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), María Emma Mejía.

Los encargados de la organización de esta cita son, además de la Alcaldía de Bogotá, la embajada de Francia en Colombia y la Agencia Francesa para el Desarrollo (ACF).