El director Pedro Almodóvar vivió hoy como "una celebración del cine español" su presencia en Londres, donde dio una clase magistral en la Academia de cinematografía británica sobre su carrera, sus influencias y su manera de trabajar.

El cineasta manchego, que fue el encargo este año del prestigioso discurso David Lean de la Academia Británica para las Artes del Cine y la Televisión (BAFTA), aseguró que "es un motivo de celebración el que estemos aquí"

"El cine español que corre tanto peligro va a estar esta noche a través de mi, de nuestra lengua y nuestra cultura en el escenario", explicó Almodóvar en una entrevista a Efe.

La academia británica quiso reconocer al ganador de cuatro premios Bafta -los Óscar británicos- por ser "una de las voces más auténticas en el mundo del cine, con una carrera que incluye varias obras maestras".

En un auditorio abarrotado, que le recibió con una fuerte ovación, Almodóvar dio una clase magistral desenfadada y cargada de las películas que han inspirado al responsable de algunos de los momentos más reconocibles y celebrados del cine español.

"El cine existe, nos representa y además es uno de los mejores modos de promover y vender la cultura de un país y eso o saben muy bien, mejor que nadie, los americanos", aseguró el cineasta de 63 años que mezcló el inglés y el español en su intervención.

El director y guionista de títulos como "Todo sobre mi madre" o "La mala educación" llamó a su conferencia "The cinema inside me" (El cine dentro de mí), "porque habla de las obras de otros como algo orgánico en mí"

"Quiero descubrir el significado secreto y muchas veces misterioso de determinadas películas en mis películas" reconoció el cineasta que explicó al público londinense que un director puede ser para sus actores "un amigo, un padre, un psiquiatra, pero también alguien muy cruel cuando las cosas van mal".

Almodóvar, que reconoció ser "muy descarado" y no tener ningún miedo al escenario, interactuó constantemente con los asistentes e improvisó a pesar de haber preparado una conferencia de 22 folios acompañada de clips de las cintas que más le han influenciado, como "Openning Night" y "All about Eva" (Eva al desnudo).

"No quería adoptar el papel de maestro si no el de alguien que muestra lo que ha hecho y qué le ha inspirado", apuntó el director que destacó la "generosidad" de los británicos con su cine "sobre todo con las películas más duras o más complejas que he hecho".

Aunque durante la conferencia, en la que destacó su predilección por el mundo femenino y las actrices, mostró extractos de casi toda su carrera, no quiso adelantar nada de su última cinta "Los amantes pasajeros", que se encuentra en post producción y que se estrenará el próximo verano.

"Estamos dando los últimos retoques y muy pronto la presentaremos", explicó el director que está muy satisfecho de "una comedia loca y coral" con la que se lo ha pasado muy bien y se ha reído mucho todo el equipo.

"La gente llevaba mucho tiempo pidiéndome una comedia, pero no era lo que acaba haciendo. Estoy muy contento que en un momento como este no me haya salido una película oscura si no una comedia muy ligera y muy optimista", apuntó el cineasta.

Tras la conferencia de esta noche, la Academia de cine británica aprovechó la presencia del cineasta manchego para entregarle el Bafta al mejor filme de habla no inglesa, que ganó el año pasado por "La piel que habito" y que no pudo recoger.

Antes que Almodóvar, fueron seleccionados para dar la conferencia David Lean desde su creación en 2001, cineastas internacionales como Sydney Pollack, Robert Altman, Woody Allen, Atom Egoyan y David Lynch (2007).

HASH(0x9d9204c)

Ramón Abarca