Unos 80 activistas han sido acusados hoy por la fiscalía del Tribunal de Seguridad del Estado de Jordania de "disturbios" y "reunión ilegal", después de ser arrestados en las últimas protestas en el país, informaron a Efe fuentes judiciales.

Los acusados forman parte de los detenidos por las autoridades jordanas en las protestas durante esta semana contra el incremento de los precios del combustible anunciado por el Gobierno.

El general Husein Mayali, portavoz de la Dirección de Seguridad Pública (DSP) de Jordania, explicó en una rueda de prensa el pasado jueves que un total de 158 personas fueron arrestadas por su implicación en ataques contra policías y su participación en los disturbios, en los que murió al menos un activista.

Decenas de detenidos fueron puestos en libertad a lo largo del fin de semana, después de que las investigaciones probaran que no tuvieron relación con los disturbios, señalaron fuentes de la seguridad.

Mientras, la mayor parte de los profesores de la enseñanza pública secundaron hoy la huelga convocada por la Asociación de Maestros Jordanos, para protestar también contra la eliminación de los subsidios al combustible, destinada según el Ejecutivo a luchar contra el déficit presupuestario que sufre el país.

Los sindicatos del país convocaron también hoy una huelga de dos horas y una sentada ante el Complejo Sindical, en la que pidieron la renuncia del primer ministro, Abdalá Ensur, y la formación de un gobierno de salvación nacional.

Diferentes movimientos populares y juveniles han anunciado que continuarán con sus protestas hoy.