El alero Evan Turner aportó 19 puntos y nueve asistencias que ayudaron a los Sixers de Filadelfia a ganar por 86-79 a los Cavaliers de Cleveland, que vuelven a convertirse en un equipo perdedor como sucedió desde que el alero LeBron James los dejase por los Heat de Miami.

Junto a Turner el ala-pívot Spencer Hawes y el base Jrue Holiday anotaron 14 puntos cada uno, que también permitieron a los Sixers (6-4) ganar el segundo partido consecutivo y el quinto en los últimos siete disputados.

El retraso en el debut del pívot estelar Andrew Bynum, que sufrió un retroceso en su recuperación de la lesión de la rodilla derecha, luego de sufrir otro problema en la izquierda mientras practicaba bolos, no afectado el juego y la moral ganadora de los Sixers.

El alero Alonzo Gee consiguió 17 puntos y fue el líder del ataque de los Cavaliers, que también tuvieron el apoyo del pívot brasileño Anderson Varejao y del ala-pívot Tristan Thompson al anotar ambos 14 tantos.

Varejao, que consiguió un doble-doble, jugó 37 minutos en los que anotó 5 de 12 tiros de campo y estuvo perfecto 4 de 4 desde la línea de personal, capturó 15 rebotes, repartió tres asistencias y recuperó un balón.

Pero su labor no impidió la sexta derrota consecutiva que sufren los Cavaliers (2-8) y sólo han podido ganar un partido de visitantes de los siete que han disputado.

El base australiano Kyrie Irving y el escolta novato Dion Waiter se combinaron con sólo 14 tantos después de anotar 6 de 27 tiros de campo.

Nada que ver con lo que habían conseguido en los partidos anteriores que tenían una combinación de 39,1 puntos de promedio, el mejor de la liga, para una dúo formado por base y escolta.

Los Cavaliers habían ganado ocho de los últimos 10 partidos disputados en Filadelfia, racha ganadora que comenzó cuando en sus filas estaba James.