El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), ganador de los últimos dos Mundiales de F1 y líder de éste, que mañana podría convertirse en el tricampeón más joven de la historia y saldrá desde la 'pole' en el Gran Premio de Estados Unidos, dijo que está "muy contento" con ese resultado, pero que, "de momento, nadie ha hecho puntos".

"Estoy muy contento con este resultado", afirmó, en la rueda de prensa oficial de la FIA que tuvo lugar en el Circuito de las Americas de Austin (Texas), Vettel, que mañana podría ser tricampeón del mundo con 25 años y 138 días, pulverizando el récord de precocidad del malogrado Ayrton Senna, que en 1991 ganó su tercer título para Brasil con 31 años y 213 días.

"La jornada de ayer, sobre todo el primer entrenamiento, nos pilló un poco con el pie cambiado, porque la pista estaba muy resbaladiza. Es un circuito nuevo, con un asfalto nuevo. Por eso tenemos menos adherencia. Pero también es divertido perder agarre en las curvas", explicó el campeón de Heppenheim, que hoy firmó su trigésima sexta 'pole' en Fórmula Uno, la sexta de la temporada.

"Me hubiese encantado ir algo más rápido en el último sector, pero estoy contento con este resultado y es importante que salgamos por la parte limpia los dos", indicó Vettel, en alusión a su compañero australiano Mark Webber, que saldrá tercero y con el que mañana festejará, salvo auténtica tragedia, otro Mundial de constructores para la escudería austriaca que dirige el inglés Christian Horner.

Preguntado acerca de su rival por el título, el español Fernando Alonso, al que supera en diez puntos y que mañana saldrá octavo, el alemán -que participa en su Gran Premio número 100 y que suma 26 victorias- indicó: "No tengo demasiadas sensaciones. Debemos cuidarnos nosotros mismos".

"Pueden pasar muchas cosas y la mejor estrategia es mantener la cabeza baja: de momento, nadie ha hecho puntos", explicó Vettel.