Al menos cuatro personas han muerto tiroteadas en la región nororiental india de Assam, donde el verano pasado se registraron fuertes choques de violencia étnica y religiosa, informó hoy a Efe una fuente policial.

Varios hombres armados dispararon anoche al azar contra un grupo de personas en una estación de policía de Jaiguri, en el distrito de Kokrajhar, aseguró un superintendente de la Policía regional, Sunil Kumar.

De acuerdo con Kumar, estas muertes violentas se suman a otras seis ocurridas durante la última semana en los distritos de Kokrajhar y Baksa.

Un inspector general de la Policía local, S.N. Singh, reveló a la agencia india PTI que a primera hora del sábado fue arrestado un hombre por supuesta relación con los asesinatos, Monokumar Brahma.

"Hemos encontrado en su habitación dos fusiles de asalto AK-47 y 60 cartuchos. En estos momentos está siendo interrogado", afirmó Singh.

Los disturbios y protestas que asolaron Assam entre julio y agosto pasados estuvieron protagonizados por turbas que querían que las autoridades derogasen el estatus semiautónomo a una zona conocida como "tierra de los bodos".

Unas cien personas murieron y medio millón resultaron desplazadas por los choques, que enfrentaron a los bodos, de aspecto mongoloide y religión hindú o cristiana, con inmigrantes musulmanes procedentes del vecino Bangladesh.