La canciller alemana, Angela Merkel, telefoneó hoy con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente egipcio, Mahamed Mursi, para informarse y a analizar la escalada de violencia en el territorio palestino de Gaza.

Así lo explicó en un comunicado el viceportavoz del Ejecutivo alemán, Georg Streiter, que destacó que la jefa del Gobierno subrayó frente a Netanyahu "el derecho de Israel a defenderse", así como "la obligación" del Estado "de defender al pueblo israelí".

Ambos se mostraron asimismo de acuerdo en que "se ha de alcanzar un alto el fuego total lo antes posible para evitar un mayor derramamiento de sangre".

En su llamada telefónica a Mursi, Merkel recordó al presidente egipcio el "importante papel de mediador" que ejerce su país en el conflicto entre israelíes y palestinos y le instó a contactar con los "grupos palestinos" para "lograr un cese inmediato de los ataques".

"Se debe evitar una escalada de la violencia", señaló a este respecto Streiter.

La canciller aprovechó su conversación con Mursi para transmitirle su pésame por el accidente de hoy entre un autobús escolar y un tren en el sur de Egipto, en el que han muerto al menos 49 menores.