Los límites marítimos solo se fijan mediante tratados que tienen ese carácter explícito y así lo establece la jurisprudencia internacional, afirmó hoy el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, quien ratificó que no existe un instrumento de ese tipo entre su país y Chile.

Roncagliolo, quien participa en España en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz, declaró a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que los últimos procesos de este tipo presentados ante la Corte Internacional de La Haya y la Corte de Hamburgo, que resuelve temas vinculados a la Convención del Mar, se resolvieron con base en tratados explícitos.

"El Gobierno es optimista porque en los últimos juicios ambas cortes han establecido que los límites marítimos solamente se pueden establecer por tratados que tienen por finalidad expresa esclarecer el límite", aseguró.

Perú presentó en 2008 una demanda ante la Corte de Justicia de La Haya para que este organismo establezca sus límites marítimos con Chile, país que considera que ya fueron determinados en tratados suscritos en 1952 y 1954, a los que Lima solo concede validez en términos pesqueros.

Roncagliolo señaló hoy, al respecto, que ninguna nación puede "inducir, o deducir, o implicar o inferir," que un tratado de diferente naturaleza se convierta en un instrumento jurídico que fije de manera concreta el límite marítimo con un país vecino.

"Eso es lo que da la jurisprudencia en todos los casos vistos por ambas cortes internacionales, y en eso se basa la posición peruana", enfatizó.

El canciller recordó que Perú intentó resolver este tema de manera bilateral con Chile, pero ante la negativa de las autoridades de ese país optó por acudir a La Haya.

"Lo importante es que ambos países hemos dicho que vamos a acatar la sentencia del tribunal, cualquiera que sea, entonces estamos en un cauce civilizado. Esperamos con tranquilidad porque confiamos en nuestra razón", señaló.

La agencia oficial Andina recordó hoy que el excanciller peruano José de la Puente asegura que los acuerdos de la década de los cincuenta fueron suscritos por Perú, Chile y Ecuador para intentar frenar los problemas que afrontaban los pescadores, usualmente artesanales, que eran detenidos por las autoridades del país limítrofe.

"Por esa razón, los tres países optaron por concertar un acuerdo sobre explotación y conservación de las riquezas marítimas del Pacífico Sur (1952), y el convenio sobre una zona especial fronteriza marítima (1954)", remarcó Andina.

El pasado jueves el presidente de Perú, Ollanta Humala, manifestó su seguridad de que la Corte de La Haya le dará la razón a su país en la demanda, ya que consideró que "la posición peruana es muy sólida y coherente".

El gobernante dirigió un mensaje a sus compatriotas tras reunirse en París con el agente peruano ante La Haya, el exministro de Exteriores Allan Wagner, y los miembros del equipo de juristas que defiende la posición de su país ante el tribunal internacional.

Humala aseguró que una vez "resuelta esta controversia peruanos y chilenos" deben "mirar hacia el futuro y enfrentar juntos los numerosos desafíos" que tienen por delante.

El proceso entrará el 3 de diciembre próximo en su última etapa, con la presentación de los alegatos orales de ambos países, tras lo cual se considera que la Corte emitirá una sentencia definitiva a mediados de 2013.