La OTAN desplegará en breve un sistema de misiles tierra-aire tipo "Patriot" en la frontera entre Turquía y Siria para defender al primero de los ataques del segundo, inmerso en una guerra civil, informa hoy el alemán "Süddeutsche Zeitung".

El Ejército alemán aportará una o dos baterías de misiles y un equipo humano de hasta 170 efectivos a este operativo militar para la defensa del territorio turco, atacado desde hace semanas por proyectiles sirios.

Estados Unidos y Holanda aportarán el resto de baterías de misiles para el operativo, ya que junto a Alemania son los únicos países de la OTAN que cuentan con los "Patriot" tipo PAC-3, la última generación de estos proyectiles, capaces de neutralizar misiles y derribar aviones.

El Gobierno alemán, según fuentes del rotativo, da por supuesto que los misiles serán efectivamente empleados en caso de ataque sirio en territorio turco y que el despliegue no tiene objetivos meramente disuasorios para Damasco.

La publicación añade que está previsto que Turquía solicite oficialmente el lunes a la OTAN el despliegue de este equipo en su frontera, diez días después de que Ankara avanzase que recurriría a la alianza para defender su territorio.

Se espera que la OTAN responda positivamente a la petición de Ankara y ordene el despliegue del operativo de defensa.

El Gobierno alemán, que seguramente precise acudir a la Cámara Baja para que ratifique la operación, según el "Süddeutsche Zeitung", apoya unánimemente la necesidad de salir en ayuda de Turquía, de quien ha destacado su contención hasta el momento.