El nombramiento de Liu Yunshan, quinto miembro del nuevo Comité Permanente del Partido Comunista chino (PCCh), está creando temores entre los periodistas chinos que ven en su ascenso al poder el posible incremento de la censura hacia los medios de comunicación en China, así lo informó hoy el diario "South China Morning Post".

El medio recordó además que muchos culpan a Liu y a su exjefe Li Changchun, que estuvo a cargo de la censura y de la ideología del Comité Permanente del Buró Político de China, del riguroso control sobre los medios de comunicación y de internet durante la última década.

Liu, exdirector de la delegación de la agencia oficial Xinhua en la región de Mongolia interior, tiene la reputación de ser bastante conservador.

"El control de la ideología va a ser más estricto. La mayoría de los miembros del Comité son del ala izquierda (los conservadores) o mediocres", opinó al diario el exeditor jefe del "Southern Metropolis Daily", Cheng Yizhong, que en 2004 estuvo preso durante cinco meses por falsos cargos tras permitir la publicación de informes sobre los errores del Gobierno de turno.

"Nunca vas a ver palabras de libertad o de reforma política en documentos oficiales o entrevistas (...) en la lucha por el poder, básicamente, los conservadores han ganado. Aún cuando Xi o Li tengan ideas de reforma, los efectos van a ser cancelados por estas personas", opinó por su parte un veterano comunicador recientemente detenido por cargos de subversión, según la fuente.

Otro estudioso en el tema, el comentarista político independiente con base en Pekín, Chen Ziming, añadió que debido a que Liu es sólo un burócrata no tendrá control directo sobre la ideología y que estará feliz de no tenerlo, mientras que el exjefe de Liu en la agencia Xinhua en los años 70, Du Daozheng, opinó que sus acciones dependerán de su nuevo jefe, Xi Jinping.

"Si Xi apoya más democracia, la regla de la ley y (la ideología) puede relajarse un poco, personas como Liu pueden cambiar rápido de una posición a otra", contó Du, según la fuente.

En la lista de libertad de prensa de la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) de 2011 a 2012, China ocupó la posición 174, sólo por delante de Irán, Siria, Turkmenistán, Corea del Norte, y Eritrea, mientras que en 2007 se posicionó en el puesto 163.

Otra señal de que en los últimos años la segunda potencia económica ha agudizado su control sobre la libertad de expresión, según analistas.