Un bombardeo israelí golpeó esta madrugada la sede del gobierno del movimiento islamista Hamás en Gaza, en el cuarto día consecutivo de la ofensiva israelí "Pilar Defensivo" en la franja palestina, que ha provocado la muerte de 31 palestinos.

"Hemos atacado esta noche la sede de Ismail Haniye en el norte de la franja de Gaza", confirmó a Efe un portavoz militar israelí.

Otro de los blancos nocturnos fue una comisaría de la Policía de Hamás, informó la agencia de noticias palestina Maan, que elevó a 31 el número de palestinos muertos y a 280 el de heridos desde que se inició la operación militar, el pasado miércoles.

En Gaza capital se escuchó un intenso fuego de bombardeos entre las cuatro y las cinco de la madrugada.

Según Maan, treinta civiles fueron heridos en ataques contra el campo de refugiados de Bureij, donde la Fuerza Aérea israelí bombardeo una mezquita y la casa de un miliciano de Hamás.

Durante la noche, las milicias palestinas siguieron tirando cohetes contra el territorio israelí, uno de los cuales mató el martes a tres civiles israelíes.

Dos proyectiles cayeron sobre la región del Consejo de Ashkelon, uno en el área de Sderot y otro en el de Shaar Negev, sin que se registrasen heridos, informó el diario israelí Yediot Aharonot en su versión digital.