La cumbre anual de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) arranca hoy en Phnom Penh con la asistencia de los jefes de Estado o de Gobierno de los diez países miembros del grupo que abordarán asuntos económicos, políticos y sociales.

Los conflictos territoriales en el Mar de China Meridional, la integración económica, el proceso de reformas democráticas en Birmania (Myanmar) y el medio ambiente, entre otros, forman parte de la agenda de una reunión que, por primera vez, emitirá una declaración sobre derechos humanos.

Filipinas, seguido por Vietnam, es el país que más apremia para que el bloque regional forme un frente común ante las reclamaciones territoriales del coloso chino, aunque la iniciativa se quedó corta en apoyos en julio y los analistas avanzan que tampoco prosperará en esta cumbre.

China prefiere negociar individualmente el contencioso con cada uno de los reclamantes en lugar de con la ASEAN.

La división interna que originan las disputas por la posesión de las islas Paracel y Spratly forzó a clausurar la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la ASEAN celebrada hace cuatro meses sin la tradicional declaración final, un documento que nunca había faltado.

Singapur intentará en Phnom Penh restar relevancia a los asuntos controvertidos y orientar las conversaciones hacia la zona de libre comercio que las economías más avanzadas del grupo deberán estrenar en 2015 y el resto en 2020.

El ministro singapurense de Comercio e Industria, Lim Hng Kiang, indicaba la víspera a los periodistas en Phnom Penh que el objetivo solo es real, en estos momentos, para el 85 por ciento de los productos.

Se espera que los mandatarios hablen de las reformas que acomete Birmania desde que la última junta militar se disolvió y traspasó el poder a un gobierno civil afín, en 2011, proceso que Malasia intentará que reciba un fuerte respaldo de la ASEAN.

La cumbre también presentará una declaración sobre derechos humanos, cuyo contendido las ONG han criticado porque opinan que se queda corta al no recoger los estándares internacionales.

La ASEAN, fundada en 1967, está formada por Birmania, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Los mandatarios de la ASEAN celebrarán mañana reuniones con China, Corea del Sur, Japón, Estados Unidos y Naciones Unidas.

El martes 20, todos juntos participarán en la Cumbre Asia Oriental, que contará con el presidente de EEUU, Barack Obama, y el primer ministro chino, Wen Jiabao, entre otros.