Al menos una docena de policías resultaron lesionados hoy, tras un enfrentamiento con pobladores de Telica, cuando los ciudadanos exigían empleo, agua y energía eléctrica a la generadora geotérmica de capital canadiense Polaris Energy Nicaragua S.A., informó a Efe una fuente oficial.

Medios de comunicación locales contabilizaron a diez civiles heridos, pero esto no fue confirmado por las instituciones de salud.

El choque entre civiles y efectivos antidisturbios de la Policía nicaragüense se dio a 116 kilómetros al noroeste de Managua, en la calle que lleva a la planta geotérmica, confirmó a Efe el comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

Ninguno de los policías lesionados sufrió heridas graves, confirmó el Hospital de León.

Los pobladores de San Jacinto-Tizate, en Telica, provincia de León, dijeron a periodistas que su protesta se debe al incumplimiento de Polaris Energy Nicaragua S.A. sobre promesas de instalación del servicio de agua, el pago parcial de la tarifa de energía eléctrica y empleos, basados en un acuerdo al que habían llegado en marzo de este año.

El gerente general de Polaris, José Antonio Rodríguez, aseguró a Efe que el proyecto del agua está en marcha, "lo que pasa es que los líderes, parece, no le han informado a los pobladores", expresó.

Sobre la energía eléctrica, Rodríguez dijo que fue imposible acceder a la petición de un servicio gratuito, ya que esto no es sostenible, pero en cambio ofrecieron bujías ahorrativas.

Acerca de los empleos, el gerente manifestó que hay 100 personas contratadas luego de tener 600, porque la etapa de construcción de la planta geotérmica prácticamente culminó.

Rodríguez reconoció que los habitantes de San Jacinto-Tizate se quejan de que no se les da prioridad al momento de los subcontratos, pero reiteró que Polaris está interesada en dialogar.

La empresa calcula que unas 200 personas participan en las protestas, en la que no se produjeron detenidos.

San Jacinto-Tizate es una comunidad de 2.500 habitantes.

El enfrentamiento se dio luego de tres días de huelga, cuando la Policía Nacional despejó la barricada que la población había montado en la entrada a la empresa energética de capital canadiense.

Los habitantes de San Jacinto-Tizate lanzaron piedras y morteros artesanales, mientras la Policía respondió con bombas lacrimógenas y balas de goma. También se registraron enfrentamientos cuerpo a cuerpo, tal y como mostraron imágenes emitidas por la televisión local.

Con el proyecto de energía geotérmica San Jacinto-Tizate, Polaris Energy S.A. produce 36 megavatios de un promedio de 500 que consume Nicaragua a diario. Para 2013 planea generar otros 73 megavatios para el sistema energético nicaragüense.

El complejo geotérmico San Jacinto-Tizate tiene capacidad para producir 200 megavatios, equivalente al 40 % de la energía que consume actualmente Nicaragua, de acuerdo a los datos del Ministerio de Energía y Minas.