Las obras "Alegoría de México: los productos naturales" de Raúl Anguiano, una pintura sin título de David Alfaro Siqueiros y "El tragafuego" de Tamayo se subastaron hoy en unos 1,2 millones de dólares, el valor más alto de la subasta de arte latinoamericano organizado por Casa Morton.

La obra de Anguiano concluida en 1955, un óleo sobre fibracel con una dimensión de casi 4 por 5 metros, alcanzó el máximo precio de cinco millones de pesos (unos 416.000 dólares) en la puja celebrada esta noche en la capital mexicana.

Esta obra muestra algunas imágenes, entre ellas el árbol de la vida con figuras indígenas: una tejedora maya, alfareros y mineros, y de donde emerge la figura de Quetzalcoatl que simboliza la profecía de la conquista de América y del intercambio económico y cultural entre ambos mundos.

El segundo sitio lo obtuvo la obra de Siqueiros con un precio de 4,8 millones de pesos (unos 400.000 dólares), en la que el artista muestra la fuerza de su perspectiva con las técnicas de las pinturas industriales y su policromía característica.

"El tragafuego" de Rufino Tamayo, un óleo sobre tela, es una obra de gran dinamismo que está centrado en el fuego que un faquir está a punto de engullir y que está rodeado de una gran cantidad de matices de blancos y grises, y alcanzó un precio similar al anterior de 4,8 millones de pesos (unos 400.000 dólares).

En este evento se cotizaron numerosas obras de importantes artistas latinoamericanos entre ellos de Diego Rivera, Frida Kalho, Jorge González Camarena, entre las firmas de la escuela mexicana y de artistas contemporáneos como Vicente Rojo, Manuel Felguérez, Pedro Friedeberg, Rafael Coronel, Víctor Rodríguez, entre otros.

Morton recordó que como en el mes de noviembre se realiza la tradicional subasta de Arte Latinoamericano, que ofrece la oportunidad para que los coleccionistas de arte puedan adquirir obras auténticas que difícilmente se encuentran en el mercado.

En este evento del arte se ofrecieron más de 250 obras de diversos artistas de diversos países latinoamericanos, aunque los detalles serán dados a conocer mañana por los responsables de la subasta.

Esta es una muestra "muy importante y diversa" de lo que es el arte latinoamericano, explicaron los organizadores, quienes destacaron que los artistas generan el interés de los compradores por diversos motivos.