La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró hoy que no hay ninguna justificación para los ataques con cohetes de las milicias de Hamás contra objetivos civiles en territorio de Israel.

"Hamás es responsable de los lanzamientos de cohetes y no hay justificación para esa violencia", dijo Merkel en rueda de prensa, citada por las agencias locales.

Merkel aseguró tras reunirse con el presidente ruso, Vladímir Putin, que, los ataques de Hamás causan "el sufrimiento de la población civil israelí".

Alemania y Rusia coinciden en su opinión de que "el Gobierno palestino debe influir en Hamas para que la escalada no continúe, para que el tono se modere, ya que sufre sobre todo la población civil y la región es muy sensible", indicó.

En un comunicado emitido por el Gobierno alemán desde Berlín, Merkel responsabilizó personalmente a Hamas del estallido de la violencia en la franja de Gaza y llamó a los palestinos a suspender "de inmediato" sus ataques contra Israel.

"Israel tiene el derecho y la obligación de proteger a su población de forma proporcionada", aseguró.

Por su parte, Putin mantuvo hoy una conversación telefónica con el presidente egipcio, Mohamed Mursi, que calificó la ofensiva militar israelí contra Gaza de "agresión flagrante contra la humanidad" y apuntó que su país "nunca dejará sola" a la franja.

El presidente ruso llamó a israelíes y palestinos a cesar la violencia y expresó su apoyo a los esfuerzos para normalizar la situación en la zona.

Putin ya había llamado la víspera a Israel y a los palestinos a evitar una escalada de la violencia en la zona durante una conversación telefónica con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.