El mal tiempo en la zona dificultó el viernes la búsqueda por tierra y aire de tres turistas europeos extraviados en las inmediaciones de dos volcanes del sur de Chile.

La nubosidad impidió que un helicóptero dotado de sensores de calor pudiera sobrevolar la zona. La nave aérea perteneciente a la Policía de Investigaciones se incorporó al rastreo que se hace de los tres turistas desaparecidos el miércoles 7 de noviembre cuando intentaban escalar el volcán Quetrupillán.

El guía del grupo, el ruso Dmitry Sivenkov, de 32 años, quien antes había recorrido la región, pretendía llevar a sus acompañantes, el francés Gillhem Bellon de 25 años y el italiano Luca Ogliengo también de 25, hasta el cercano volcán Villarrica luego de ascender el Quetrupillán.

El volcán Villarrica, uno de los cientos de volcanes que hay en este país, es uno de los que se mantiene más activo pero suele ser muy visitado por escaladores cuando las condiciones climáticas lo permiten por tener un sendero que llega hasta su cima.

Este exclusivo balneario lacustre, situado a unos 780 kilómetros de Santiago, está situado en las cercanías de los faldeos del Villarrica a orillas del lago del mismo nombre.

La distancia entre ambos volcanes es de unos 20 kilómetros, aunque por los senderos que los une se tarda unos cuatro días por estar ubicados en medio de una espesa vegetación y de tupidos bosques.

Es ese espacio que se extiende hasta la cercana frontera con Argentina que es examinado por el helicóptero policial ante la eventualidad de que los turistas hayan perdido el rumbo y se hayan dirigido en sentido contrario al que se proponían. Los sensores térmicos de la nave aérea podrían detectar la presencia humana.

Una patrulla de doce militares y civiles, integrantes del Cuerpo de Socorro Andino, hicieron un rastreo terrestre el viernes por las laderas del volcán Quetrupillán que antes no habían sido examinadas. Pero ante los anuncios de mal tiempo y lluvia debieron acortar la búsqueda.

Grupos de estudiantes universitarios habían participado también el jueves en el rastreo terrestre para reforzar las patrullas.