El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha considerado hoy "ejemplar" cómo España está haciendo "los deberes" frente a la crisis, a veces a costa de un gran desgaste político, y ha subrayado que merece el "apoyo incondicional" de sus socios europeos.

Gurría ha avalado la política de reformas y ajustes que está aplicando el Gobierno español durante la presentación del informe "Perspectivas económicas de América Latina 2013", que ha tenido lugar en el marco de la XXII Cumbre Iberoamericana que comienza hoy en Cádiz.

En su opinión, España merece que "la familia más cercana, los europeos, el Fondo Monetario Internacional, dé seguridades al mercado internacional de que, en la medida en que siga haciendo los deberes y siga enfrentando con este coraje político la necesidad de cambios estructurales, tendrá el apoyo incondicional por parte de sus colegas y hermanos de la UE".

Gurría, en presencia del ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha querido dejar claro también al Gobierno que contará con la "solidaridad" de América Latina y de la OCDE.