La Sala de Apelación del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) absolvió hoy a los exgenerales croatas Ante Gotovina y Mladen Markac, acusados de crímenes de guerra y lesa humanidad contra los serbios de Croacia en 1995.

La sentencia de hoy anula la dictada en abril de 2011, en la que Gotovina y Markac fueron condenados a 24 y 18 años de cárcel, respectivamente.

La Sala de apelación, con el juez Theodor Meron como presidente, consideró que los jueces en primera instancia concluyeron, "sin suficientes pruebas", que los ataques ordenados por Gotovina y Markac fueron "ilegales".

Los jueces también rechazaron que los acusados, ambos de 57 años, formasen parte de una "red criminal conjunta" cuyo propósito fuese la "expulsión permanente y obligada" de civiles serbios de la autoproclamada "República Serbia de Krajina".

Al no haber un plan premeditado para la comisión de los crímenes, una de las bases de la acusación de la Fiscalía, los magistrados absolvieron y ordenaron la "inmediata" puesta en libertad de los croatas.

Sin embargo, la Sala de Apelación estimó que tampoco hay pruebas de que Gotovina, que es considerado un héroe en Croacia, ordenara castigos contra sus subalternos por los presuntos crímenes cometidos durante el conflicto.

Gotovina y Markac estaban acusados por crímenes de guerra y lesa humanidad contra los serbios de Croacia en 1995, durante y después de la ofensiva croata "Tormenta", que causó la muerte a 150 civiles serbios, y la deportación de entre 150.000 y 200.000 personas más.

Gotovina es considerado un héroe nacional por recuperar la región de Krajina para Croacia.

El exgeneral, que fue detenido en la isla de Tenerife (España) a finales de 2005, ha mantenido su inocencia durante todo el proceso, cuya primera sentencia fue duramente criticada por las autoridades croatas.