El tenista serbio Novak Djokovic inauguró hoy una pista de tenis en el Parque Ecológico de la favela de la Rocinha de Río de Janeiro, al comenzar una visita de tres días a la ciudad brasileña.

El número uno en la clasificación de la ATP jugó con algunos niños, intercambiando algunos saques de raqueta.

Esta pista es el punto de partida para las actividades del Proyecto Social Río 2016, que pretende atender a cerca de mil niños y adolescentes en el periodo de un año.

Según la secretaria de Deportes del estado de Río de Janeiro, Marcia Lins, este tipo de iniciativas deportivas se llevarán a más favelas pacificadas.

En la nueva cancha estuvieron acompañados del tenista brasileño Gustavo 'Guga' Kuerten, ya retirado y tricampeón del torneo Roland Garros.

En una rueda de prensa, Djokovic expresó su agrado por estar en Río para "celebrar y disfrutar el tenis" y afirmó que ama el pueblo y la cultura brasileñas.

El tenista serbio, reciente ganador de la Copa Masters por segunda vez, describió la actual temporada como "fantástica" y dijo que para la próxima intentará tener "el mayor éxito y seguir siendo el número uno tanto como sea posible".

La inauguración de la pista de tenis de la Rocinha es el primer acto que Djokovic protagoniza durante este fin de semana en Río de Janeiro.

En un juego de exhibición se enfrentará mañana a Kuerten en el pabellón deportivo del Maracanazinho, mientras que el domingo jugará un partido de fútbol en el estadio olímpico João Havelange con viejas glorias del fútbol brasileño como Romário, Zico y Bebeto.