El Gobierno colombiano presentará en el Congreso un proyecto de ley para regular la inversión extranjera en tierras y en agroindustria, anunció hoy el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo.

Restrepo observó en un foro celebrado en Medellín (noroeste) que "la inversión extranjera en tierras y en agroindustria debe ser controlada y vigilada", pero "no prohibida" ni limitada, como pretende otro acto de origen parlamentario que también se discute en el Legislativo colombiano.

"No la podemos sacar a escobazos de Colombia cuando es sana, aporte tecnología, genere exportaciones y amplíe el mercado interno", acotó el ministro, que presentará el proyecto de ley el próximo martes.

De acuerdo con las cifras del Banco de la República, la inversión extranjera en Colombia en 2011 fue de 13.200 millones de dólares, de los que apenas 150 millones (o el 1,13 %) tuvieron como destino el sector agrario.

"El Gobierno piensa que si es sana, si se sabe quién esta llegando, qué es lo que va a hacer, cuánta plata trae, qué experiencia tiene, qué tecnología aporta, si va a exportar, si va a atender el mercado interno, la inversión extranjera en el agro no es vituperable", agregó.

El ministro señaló que en Colombia hay grandes extensiones de terreno que requieren de alianzas entre la agricultura campesina y los sectores privados, tanto nacional como internacional.

"Esas son las reglas de juego que el Gobierno considera apremiante restablecer y es lo que vamos a plasmar en el proyecto de ley porque la inversión extranjera, la nacional o la mixta, si es buena, si es sana, no puede quedar proscrita del agro colombiano", insistió.

La agricultura es, junto con la minería, la innovación, la vivienda y infraestructura, uno de los cinco sectores identificados como "locomotoras" del desarrollo por el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Los senadores Hernán Andrade, del Partido Conservador; Juan Lozano, del Partido de la U; y Jorge Enrique Robledo, del opositor Polo Democrático Alternativo (PDA), son los padres del otro proyecto de ley que pide limitar lo que llaman "la extranjerización de las tierras", con el argumento de que pone en riesgo la seguridad alimentaria nacional.

Según cifras que han presentado en el Congreso, en la actualidad Colombia importa el 60 % en cereales, el 60 % en leguminosas y el 50 % en oleaginosas.

El reparto de la tierra en Colombia se caracteriza por una profunda desigualdad y altos niveles de concentración, cuando el 1,15 % de la población tiene el 52 % de la gran propiedad rural.

Además, según el informe de desarrollo humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), hay un alto índice de improductividad, con tan sólo 4,9 millones de hectáreas cultivadas de los 21,5 millones aptas.