El productor estadounidense Roman Coppola presentó hoy, en el Festival de Roma, su trabajo como director "A glimpse inside the mind of Charles Swan III", que a pesar de contar con un reparto de actores conocidos, como Bill Murray o Patricia Arquette, no tuvo un gran recibimiento por parte del público.

La cinta se suma a la lista de obras que compiten por "Marco Aurelio de Oro" pero que no han levantado grandes pasiones entre cinéfilos y periodistas que acuden a estas jornadas de cine de la capital italiana.

En la rueda de prensa posterior al pase, Coppola explicó que el proyecto le "gustaba mucho" y que con él había pretendido llevar a la pantalla una historia que contase con un hombre "muy extrovertido".

A ese personaje lo encarna el polémico actor estadounidense Charlie Sheen -despedido el año pasado de la exitosa serie "Two and a Half Men" por sus problemas con el alcohol y las drogas-, que da vida a un exitoso diseñador gráfico que sufre una ruptura sentimental.

"Quería hacer la historia de una ruptura, de una separación, de alguien que sufriese", declaró Coppola, quien indicó que la cinta recoge las influencias de sus maestros en el mundo del cine, como el director italiano Federico Fellini, el estadounidense Woody Allen o los hermanos Cohen.

Roman Coppola, de 47 años y que es más conocido por sus facetas de productor y guionista, explicó que "A glimpse inside the mind of Charles Swan III" es "un retrato afectuoso del Hollywood del pasado", ya que la historia está ambientada en Los Ángeles y tanto la estética de los personajes como la música evocan continuamente a la década de los setenta.

"El argumento es de adultos, pero el tono es de niños", dijo el hijo de uno de los grandes referentes del cine, Francis Ford Coppola, y hermano de la también directora Sofía Coppola.

Por su parte, la actriz que protagoniza a la mujer que rompe el corazón del diseñador, Katheryn Winnick, defendió la originalidad de la cinta al señalar que se trata de "una película única, con ideas que no suelen verse en una película normal".

También fue presentada en Roma la producción francesa "Un enfant de toi", dirigida por el director galo Jacques Doillon y que tiene como protagonista principal a Lou Doillon, la hija que el cineasta de 68 años tuvo con Jane Birkin.

Según explicó el director en rueda de prensa, "Un enfant de toi" es el relato del "complot" de una mujer insegura "contra ella misma", pero también "contra los hombres" que la rodean -su ex marido y su pareja- y contra la niña fruto de su relación anterior.

A lo largo de dos horas y media la cinta narra, con diálogos brillantes y complicados -cargados de reflexiones intelectuales y sentimentales-, la historia de una mujer que debe decidir sobre su futuro y que tiene dudas sobre su identidad.

"Es verdad que en la mayoría de los diálogos modernos no encontramos estos extremos", dijo Lou Doillon, que se mostró satisfecha de que las conversaciones entre los actores estén llenas de "matices" y "sentimientos contradictorios" como los que se pueden encontrar en la vida real.

HASH(0x85ae610)

Sofía Diezma