Un total de 193 réplicas de magnitudes de entre 3,5 hasta 6,1 en la escala abierta de Richter se han registrado desde el terremoto que sacudió Guatemala el pasado 7 de noviembre y que dejó 44 muertos y más de 25.000 damnificados, informó hoy una fuente oficial.

Un experto del Instituto Nacional de Sismología (Insivumeh) explicó a Efe que sólo en las últimas horas se han registrado 6 réplicas de entre 4,1 y 4,9 Richter.

El último sismo se registró a las 02.00 hora local (08.00 GMT) con magnitud de 4,9 y fue sensible en todas las regiones del suroeste de Guatemala, las más afectadas por el terremoto del 7 de noviembre.

Según el Insivumeh, el epicentro del último movimiento telúrico se localizó a 215 kilómetros al oeste-suroeste de la capital, en el océano Pacífico, frente a las costas del departamento de Retalhuleu.

La fuente dijo que la mayoría de las 193 réplicas que se han registrado han tenido su origen en las costas del Pacífico, donde se ubica la "Placa de Cocos", que originó el terremoto.

La actividad sísmica, considerada como moderada, continuará en los próximos días debido a que el área del epicentro del terremoto aún no ha libertado toda su energía, de acuerdo con los geólogos.

La réplica más fuerte, con magnitud de 6,1 Richter, se registró el pasado domingo.

El terremoto, que tuvo una intensidad V en la escala de Mercalli, dejó 44 muertos, 1,29 millones de afectados, más de 25.000 damnificados, en tanto que la cifra preliminar de casas dañadas superan las 12.000.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, confía en tener mañana el informe de los daños causados por el terremoto para estimar el costo de la reconstrucción.

Los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Quiché, Totonicapán, Huehuetenango, Sololá, Retalhuleu y Suchitepéquez, fueron declarados entre el jueves y viernes último en "estado de calamidad" por el mandatario debido a los destrozos provocados por el violento sismo.