El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, se reúne hoy con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, para analizar el presupuesto europeo para el periodo 2014-2020 que se debatirá la próxima semana en Bruselas, con importantes recortes en las ayudas a la agricultura y las regiones.

Rajoy y Barroso hablaron por teléfono el pasado martes y acordaron mantener un encuentro de trabajo en Cádiz (sur), donde ambos asistirán a la XXII Cumbre Iberoamericana.

La cita estará centrada en la reunión extraordinaria del Consejo Europeo que tendrá lugar en Bruselas el 22 y el 23 de noviembre para tratar de cerrar un acuerdo en torno a las cuentas de la UE para los próximos años.

El presidente del Consejo, Herman Van Rompouy, ha propuesto recortar en torno a 75.000 millones de euros respecto a la propuesta inicial presentada por la Comisión Europea, reduciendo en 55.000 millones las ayudas europeas destinadas a la agricultura y a la cohesión y las regiones.

Se trata de una disminución menor de la que exigen países como el Reino Unido, pero Francia ya ha rechazado la propuesta por su repercusión en la política agrícola.

Con los recortes que se barajan se verían afectadas todas las comunidades autónomas que reciben fondos europeos salvo Canarias, ya que las ayudas a las regiones ultraperiféricas se mantienen prácticamente sin cambios.

Galicia, Castilla-La Mancha, Andalucía y Murcia (consideradas regiones "en transición", aquellas cuyo nivel de renta se sitúa entre el 75 % y el 90 % de la media comunitaria) pasarían a recibir un cuarto menos de lo inicialmente propuesto por la CE.

Los fondos destinados a las regiones "prioritarias" (cuyo PIB es inferior al 75% de la media comunitaria), como Extremadura, descenderán también de los 162.000 millones de euros a 156.136.