El presidente uruguayo José Mujica canceló su visita a Cádiz, sede de la Cumbre Iberoamericana de este año, luego que los médicos le detectaron una obstrucción en una vena de la pierna derecha y le recomendaron reposo.

Mujica, de 77 años, explicó que el problema se detectó mediante una ecografía, y se mostró dispuesto a seguir las recomendaciones de los médicos, por lo que descansará dos o tres días en su casa y tomará medicamentos anticoagulantes.

El mandatario anunció su problema médico el jueves, mediante su entrevista ordinaria con la radioemisora M-24. La presidencia confirmó que Mujica no viajará a la cumbre, a fin de evitar mayores riesgos.

"A raíz de dolores en la pierna derecha se le realizó un 'eco doppler' que detectó una pequeña obstrucción en una vena", informó la presidencia. "Por ese motivo los facultativos recomendaron quietud, con tratamiento domiciliario, y que no viajara a efectos de evitar una eventual trombosis".

Una trombosis es una complicación potencialmente mortal, que puede ocurrir cuando un coágulo de sangre se libera de una vena y avanza hasta el corazón.

"El presidente Mujica decidió suspender su viaje a España, cuya partida estaba prevista para hoy jueves", añadió el comunicado.