La canciller alemana, Angela Merkel, ofreció hoy al vicepresidente brasileño, Michel Temer, establecer un mecanismo permanente de consultas bilaterales de máximo rango, como el que tiene con China, India, Rusia, Francia, Italia y España.

La propuesta, explicó Temer a Efe en una entrevista, se produjo durante la reunión de alrededor de una hora que mantuvieron hoy ambos en la Cancillería berlinesa, dentro de la gira alemana del vicepresidente brasileño.

"Yo tengo que elevar ahora esta propuesta a la presidenta (brasileña, Dilma Rousseff). Y si se acepta, entonces podría empezar a andar el año que viene", indicó Temer, que se mostró "muy satisfecho" tras su reunión con Merkel.

Alemania reserva para países con los que quiere mantener colaboraciones muy estrechas en diversos ámbitos el mecanismo de las denominadas "Konsultationen" y que implica encuentros periódicos, normalmente anuales, más allá de las cumbres puntuales en las que se involucra a casi todos los ministerios de ambos países.

Tras la incorporación el año pasado de India a este mecanismo alemán de consultas, Brasil era la única potencia emergente de las incluidas en los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) que no había sido invitada.

Temer explicó asimismo que las mayores economías de Europa y América Latina mantienen muchas posturas e "intereses" comunes, además de mantener ciertas "similaridades" y el objetivo común de estrechar sus relaciones bilaterales, especialmente en el ámbito económico y comercial.

"Hay un deseo mutuo de aumentar las relaciones bilaterales entre Brasil y Alemania", subrayó Temer.

El vicepresidente recordó que ya hay más de 1.200 empresas alemanas implantadas en Brasil, y que el comercio y las inversiones recíprocas están aumentando.

En este sentido, Temer indicó que "se ha incentivado la participación" de las empresas alemanas en la construcción de las instalaciones necesarias para la celebración de la Copa del Mundo de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en 2016.

El vicepresidente brasileño aseguró que desde varios ministerios brasileños ya se ha contactado a empresas alemanas.

Esta invitación a participar, que no supone ninguna ventaja a la hora de obtener contratos públicos como destacó Temer, también la han recibido las empresas de Reino Unido y la recibirán las españolas el próximo lunes, de la boca de la propia Rousseff, de visita oficial en Madrid.

En un ámbito más general, el vicepresidente señaló que Alemania cuenta con un potente sector industrial de "alta tecnología" que puede convertirse en un socio estratégico para el desarrollo de infraestructuras brasileñas como "aeropuertos, puertos y trenes de alta velocidad".

"Queremos trabajar con Alemania y continuar trabajando con Portugal y España", afirmó al ser preguntado si la mayor economía del viejo continente no estaba asumiendo el papel de puerta a Europa para Brasil a causa de la crisis de los socios tradicionales.

Temer presidirá mañana un encuentro entre empresarios de Brasil y Alemania del que espera que puedan salir "relaciones interesantes".

En el tintero quedó en su reunión con Merkel el tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Mercosur, un proyecto que lleva años estancado pese a los deseos alemanes y que, según Temer, está en "permanente debate".

En el ámbito internacional, el vicepresidente brasileño y la canciller alemana abordaron brevemente el "papel global" del país latinoamericano y el interés de ambos por que se amplíe el Consejo de Seguridad de la ONU tanto en el número de asientos permanentes como en el de no permanentes.

Alemania y Brasil, junto a Japón e India, forman el llamado Grupo de los Cuatro, que exige una reforma del máximo órgano de la ONU para que represente la realidad del siglo XXI.

Además de reunirse con la canciller, Temer se entrevistó hoy con el presidente alemán, el independiente Joachim Gauck, y con el presidente del Bundestag (cámara baja alemana), Norbert Lammert.

HASH(0x8ac8fdc)

Juan Palop