Los rebeldes sirios derribaron hoy un caza Mig 23 en la ciudad de Al Bukamal, en la provincia oriental de Deir el Zur, mientras los bombardeos de las tropas gubernamentales se intensificaron en Damasco y su periferia y Homs (centro).

El jefe de Consejo Militar rebelde de Deir el Zur, Mohanad Tala, explicó a Efe por teléfono que sus combatientes abatieron con baterías antiaéreas el caza, de fabricación rusa.

El avión de combate derribado estaba bombardeando Al Bukamal, fronteriza con Irak, según Tala, lo que fue confirmado por otros grupos opositores como los Comités de Coordinación Local (CCL) y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El dirigente rebelde señaló que sus hombres tomaron el control del cuartel de la Seguridad Militar, asediado desde hace una semana, y que tras esta captura las tropas del régimen intensificaron sus bombardeos.

En ese cuartel había entre 200 soldados, algunos de los cuales murieron en el asalto, otros fueron hechos prisioneros y el resto logró escapar, apuntó Tala, que no precisó cifras.

Los CCL y el Observatorio también informaron de la captura del citado cuartel por parte de los rebeldes y de renovados bombardeos contra Al Bukamal.

En el resto del país, prosiguieron los combates entre ambos bandos y los bombardeos de las tropas gubernamentales contra los feudos rebeldes, en una jornada en la que han muerto al menos cuarenta personas.

Los CCL elevaron a 40 los fallecidos por el momento, 16 de ellos en Damasco y su periferia, mientras que la Comisión General de la revolución Siria informó de 36 víctimas y el Observatorio de 30 civiles y rebeldes muertos y unos 17 efectivos de las fuerzas del régimen.

En Damasco, los CCL y la red Sham registraron duros enfrentamientos en el barrio de Al Qadam entre los rebeldes y el ejército gubernamental, que lanzó contra esta zona proyectiles de mortero.

También hubo choques entre ambos bandos en el barrio de Al Tadamun, así como bombardeos de aviones de combate contra las localidades de Zamalka, Saqba y Hamuria, en los alrededores de Damasco.

Los bombardeos aéreos y con artillería pesada afectaron, asimismo, a la ciudad de Al Rastan y la aldea de Al Buida al Sharquiya, en la provincia de Homs, según la Comisión, que señaló que los aviones lanzaron bombas de racimo en la segunda.

En la cercana población de Al Gantu, perecieron dos personas y numerosas resultaron heridas, la mayoría mujeres y niños, en bombardeos, agregó este grupo opositor.

Además, los activistas informaron de fuertes bombardeos en zonas montañosas de la provincia de Latakia, fronteriza con Turquía, y en localidades de la región meridional de Deraa.

Los enfrentamientos entre los rebeldes y las tropas del régimen también se recrudecieron en la ciudad de Alepo (norte) y en la provincia de Reqa (noroeste).