La economía española se contrajo entre julio y septiembre el 0,3 % respecto al trimestre anterior, confirmó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El retroceso es una décima menos que en el trimestre precedente, al moderarse la caída del consumo privado, ya que se adelantaron compras por la prevista subida del IVA.

Los datos de hoy confirman la cifra de contracción adelantada por el INE hace dos semanas.

También han contribuido a la suavización del descenso la recuperación de la inversión empresarial del 0,6 %; la moderación de la caída de la inversión en construcción, que decreció el 2,8 %; y la mejora de las exportaciones, que aumentaron el 4,8 %.