La economía alemana solo creció un 0,2 % en el tercer trimestre de 2012 frente al trimestre anterior, afectada por la debilidad coyuntural europea, anunció hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

De esa manera y tras un comienzo del año con mejores perspectivas, el crecimiento de la economía alemana pierde fuelle, señalaron los técnicos de la oficina pública con sede en Wiesbaden, en el centro del país.

Para el último trimestre del año los expertos de Destatis pronosticaron además que "la coyuntura se enturbiará apreciablemente" en Alemania en su informe mensual con los datos del producto interior bruto (PIB).

Asimismo explicaron que en la comparación interanual frente al mismo trimestre de 2011, el PIB creció en Alemania en el tercer trimestre de 2012 un 0,4 %, que sería incluso del 0,9 % si se tiene en cuenta que este año ha habido una jornada laboral menos por festivo.

El instituto de Wiesbaden recordó que en el primer trimestre de 2012 el PIB germano creció un 0,5 % y en el segundo un 0,3 %, con lo que el 0,2 % del tercero confirma la paulatina tendencia a la baja del crecimiento económico en este país.

El informe destaca que los impulsos positivos para el crecimiento procedieron de las exportaciones, así como del consumo tanto privado como público.

Igualmente se registró un aumento de la actividad en la construcción, mientras retrocedieron de nuevo frente al trimestre anterior las inversiones en bienes de equipo como maquinaria o vehículos.