La demanda de servicios aéreos de transporte se "duplicará" en los próximos años en América Latina y el Caribe, lo que plantea el reto de preparar el personal suficiente para atenderla, afirmó hoy en Panamá el director de la Aeronáutica Civil chilena, el general Jaime Alarcón.

El general chileno habló en una entrevista con Efe de su visión sobre el futuro del sector en el marco de una reunión que se inauguró hoy en Panamá, en la que participan autoridades de aeronáutica civil y directores de líneas aéreas.

El foro de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA, por sus siglas en inglés) reúne cada año a autoridades de aeronáutica civil, líneas aéreas y expertos que analizan la industria de la aviación comercial.

En la edición de este 2012 otorgará a Alarcón un premio por los "altos estándares" de seguridad que cumple el organismo chileno de aeronáutica civil.

El director de la institución certificadora de Chile resaltó que los servicios de transporte aéreo registran una "explosiva demanda", con unas tasas de crecimiento "increíbles" que se van a "duplicar en el futuro", lo que significa que habrá que "tener mucha gente preparada", resaltó.

Citó datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), según las cuales el sector en Latinoamérica y el Caribe crece ahora entre un 6 y un 8 por ciento anual y se va a duplicar en los próximo 5 a 10 años hasta llegar a un rango del 12 al 14 por ciento.

En ese contexto, "uno de los principales problemas es la capacitación de personal, no solo en el área de la seguridad de aeropuerto y servicios aeronáuticos, ya que también van a faltar pilotos, auxiliares de vuelo, mecánicos, personal que atienda al público en los aeropuertos, etcétera", afirmó Alarcón.

Para Alarcón, el sector público, que "genera especialistas en diversas áreas", y el privado, "que está formando pilotos, ingenieros de aviación, entre otros", deben acordar una estrategia común para formar al personal, porque "todas las partes deben estar preocupadas de cómo va a ser el futuro de la aeronáutica en nuestra región".

Alarcón añadió que el otro aspecto que siempre constituye un reto es el de "la seguridad en la aviación", que es un tema "complejo" pero en el que la región avanza positivamente.

En ese sentido, la aeronáutica civil de Chile promueve el que se generen "ambientes de seguridad a través del diálogo" entre las autoridades aeronáuticas y la industria privada aeronáutica.

Destacó que la "eficiencia" de la Aeronáutica Civil de Chile en materia de seguridad se evidencia en que el país registra actualmente una tasa "récord" de incidentes "de un 0,8 % sobre un millón de despegues en el transporte público".

"Es mucho más baja que la tasa de la región, que si mal no recuerdo, también en base a información de IATA, es de 3,5 %", dijo Alarcón, que atribuyó a ese desempeño "espectacular" el que el foro ALTA distinga este año al organismo que dirige con el premio Rolim Amaro.

El galardón Rolim Amaro, que lleva el nombre del fundador de la aerolínea brasileña TAM, Rolim Adolfo Amaro (1942-2001), "nos da la certeza" de que los "3.400 trabajadores de la Aeronáutica Civil de Chile" lo están haciendo "muy bien" y hay que mantener esa senda, añadió Alarcón.