El jefe del Gobierno de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, pidió hoy al mundo árabe-musulmán, en particular a Egipto, una reacción "firme" a la ofensiva israelí en Gaza que "muestre a los ocupantes que los tiempos han cambiado" tras la Primavera Árabe.

"Los pueblos que se levantaron no pueden ver la sangre palestina derramada", dijo Haniye en un discurso televisado en el que pidió a Egipto la apertura permanente del paso fronterizo de Rafah, que comunica ese país con la franja de Gaza.