El británico Lewis Hamilton ha afirmado hoy en el circuito de Austin (Texas), en donde este fin de semana se disputa el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula Uno, que está "muy feliz" por decisión de marcharse de Mclaren cuando acabe la temporada para recalar en Mercedes.

Hamilton responde así a las declaraciones de Martin Whitmarsh, jefe de McLaren, en la web del Mundial en las que señalaba que Hamilton cometió un error al decidir marcharse a Mercedes.

"Me han sorprendido esas declaraciones porque no es así. Sé que cada uno dentro del equipo (McLaren) tiene sus propias emociones pero yo estoy muy feliz con la decisión que he tomado", dijo el inglés, que ha estadio en McLaren desde que en 2007 debutó en la Fórmula Uno.

Hamilton, que ya no tiene opción alguna de pelear por el título de 2012, agregó que afronta las dos últimas carreras con el objetivo de ganar ambas. "Lo único que quiero ahora es hacer el mejor trabajo posible. Aunque ya no puede aspirar al campeonato tenemos opciones de luchar por ganarlas", dijo sobre las carreras de Estados Unidos y Brasil, las dos ultimas del calendario.