EE.UU. ha pedido a Egipto, Turquía y algunos países europeos que urjan a Hamás a detener el disparo de cohetes contra Israel, que ha lanzado a su vez una ofensiva contra Gaza, indicaron hoy la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

"Hemos urgido a aquellos que tienen un grado de influencia con Hamás, como Turquía, Egipto y algunos de nuestros aliados europeos, a usar esa influencia para urgir a Hamás a desacelerar (la violencia)", dijo en una conferencia telefónica el consejero adjunto de seguridad nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

El presidente Barack Obama telefoneó el miércoles a su homólogo egipcio, Mohamed Mursi, mientras que la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, llamó hoy al ministro de Exteriores de ese país, Mohamed Amr.

"Estamos de acuerdo con Egipto en que tiene que haber una reducción de la violencia, y hemos urgido al Gobierno de Egipto a dar pasos para apoyar ese tipo de reducción", apuntó por su parte el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, en rueda de prensa.

Desde el comienzo de la violencia el sábado, Egipto ha tratado de mediar para reducir las tensiones, aunque tras el lanzamiento de la ofensiva israelí el miércoles, Mursi llamó a consultas a su embajador en Israel y pidió el cese urgente de los ataques israelíes.

El primer ministro egipcio, Hisham Qandil, viajará el viernes a la franja de Gaza, en una visita caracterizada por el Ejecutivo de Mursi como de solidaridad con el pueblo palestino "frente a la rechazable agresión israelí".

Egipto ha pedido por su parte a Estados Unidos que intervenga de manera inmediata para frenar la ofensiva israelí, según aseguró hoy Amr.

Toner subrayó que la "responsabilidad (para acabar con la violencia) recae sobre Hamás", y que es necesario que el grupo islamista palestino "acabe con sus ataques con cohetes a Israel para que podamos detener la violencia".

Israel tiene "derecho a defenderse", reiteró Toner, quien aseguró que hoy se han lanzado "más de cien cohetes" contra ese país desde Gaza, lo que eleva a "más de 768 cohetes" desde que comenzó 2012 y "más de 12.000 en los últimos 12 años".

La ofensiva israelí, llamada "Pilar Defensivo", ha dejado hasta el momento al menos 16 muertos palestinos -10 de ellos civiles- y otros 3 civiles israelíes, estos últimos por el impacto de un cohete contra su casa lanzado desde la Franja.