El español Pedro de la Rosa ha afirmado hoy en el circuito de Austin (Texas), escenario este fin de semana del Gran Premio de Estados Unidos, que el equipo HRT, que está en venta, "puede ser modesto y pequeño, pero es una escudería profesional".

El pasado lunes, el fondo TC II S.a.rl., actual propietario del equipo HRT, informó de que "mantiene en la actualidad conversaciones con diversos grupos interesados en la compra del equipo".

"Desafortunadamente no hay mucho que pueda decir. Es una decisión empresarial en la que yo no estoy implicado", señaló De la Rosa en la rueda de prensa en el Circuito de las Américas previa a la carrera.

"Todo lo que puedo decir es que estamos aquí. Quedan dos grandes premios para acabar (la temporada) y lo que vamos a hacer es dar el cien por cien. Haremos un trabajo profesional, como siempre. Hay dos interesantes carreras por delante y esperamos lograr uno resultados decentes", señaló.

A ser cuestionado por los rumores que apuntaban a que el equipo iba a limitar el uso de piezas en las carreras que quedan, De la Rosa dijo: "Podemos ser modestos, pequeños..., pero somos un equipo de Fórmula Uno profesional, y si salimos a correr es porque el coche es seguro".

"Tengo mucha experiencia y nunca me subiría a un coche que no es seguro porque las piezas sean viejas. El coche es lento, pero seguro", afirmó.