El pívot brasileño Anderson Varejao ha mostrado su mejor forma en el comienzo de la nueva temporada y en sólo dos semanas de competición ya ha establecido nuevas marcas como profesional, la última al conseguir 35 puntos, que lo dejaron también como el jugador latinoamericano destacado de la jornada de la NBA.

Si Varejao está reafirmando su experiencia, el veterano base novato argentino Pablo Prigioni empieza a lucir con sus tiros a canasta y ayudó al triunfo de los Knicks de Nueva York.

Varejao viajó al campo de los Nets, el Barclays Center, para destacar con un doble-doble que al final no pudo evitar la derrota por de su equipo de los Cavaliers de Cleveland por 114-101 ante el equipo de Brooklyn.

El pívot internacional brasileño brilló en la derrota al anotar 35 puntos, la mejor marca que ha logrado en su carrera profesional dentro de la NBA, además de capturar 18 rebotes en los 37 minutos que jugó.

Varejao se lució ante la afición de los Nets encestando 16 de 21 tiros de campo, y se fue perfecto en los de personal con 3 de 3, entregó tres pases para anotación y recuperó dos balones.

El brasileño encestó 17 unidades en un cuarto para su mejor anotación en un periodo. Su mejor marca previa era de 14, contra los Magic de Orlando, el 11 de febrero del 2010.

En el partido que se celebró en el Staples Center de Los Ángeles, su compatriota el ala-pívot Tiago Splitter salió como titular para acercarse a la barrera de los 10 puntos y ayudó a los Spurs de San Antonio a conseguir un triunfo a domicilio por 82-84 ante el equipo local de los Lakers.

Splitter jugó 29 minutos y logró nueve puntos después de anotar 4 de 8 tiros de campo, 1 de 2 desde la línea de personal, capturó nueve rebotes, entregó dio dos asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón.

Su compañero de equipo el escolta reserva argentino Manu Ginóbili consiguió tres tantos en 19 minutos de acción al encestar sólo 1 de 8 tiros de campo y 1-2 desde la línea de personal, capturó un rebote y dio tres asistencias.

Mientras que su compatriota Prigioni cumplió con los Knicks, que vencieron a domicilio 89-99 a los Magic de Orlando, del ala-pívot mexicano Gustavo Ayón.

Prigioni jugó siete minutos y aportó cinco puntos al anotar 2 de 3 tiros de campo, incluido 1 de 1 desde la línea de personal, entregó una asistencia y recuperó un balón.

Por los Magic (2-5) el alero reserva mexicano Gustavo Ayón se fue sin puntos en dos minutos de acción. Ayón falló el único tiro de campo que hizo y entregó una asistencia.